Dieta Militar: aprende los beneficios de esta dieta

Son muchas las razones por las que las personas buscan reducir su peso de manera rápida. Sin embargo, privarse de la ingesta de alimentos no es una opción. Lo ideal es contar con una alimentación que favorezca este proceso. Por lo que para estos casos de urgencia, se recomienda la dieta militar.

Se trata de un régimen alimenticio enfocado en suprimir en gran porcentaje el consumo de calorías durante tres días. Con lo cual, se elimina el exceso de líquido en el cuerpo y se queman las calorías y grasa acumulada. Pasado este periodo, la persona deberá retomar su alimentación regular pero cuidando que los alimentos que ingiere no poseen gran contenido calórico. Si bien supone un riesgo a la salud, aplicada de manera correcta no repercutirá en el funcionamiento del organismo.

Combatir el exceso de peso

A pesar de que la alimentación se considera como una necesidad básica, también puede considerarse como un placer. No solo comemos por sentir hambre. Mucha comida puede llegarnos a abrirnos el apetito En realidad, mientras más suculenta parezca ante nuestros ojos y con su aroma, más provocará comer. Y puede llegar a convertirse en gula o en un mal vicio. A tal punto, que existe riesgo de afectar negativamente a la salud.

Suele suceder que las personas consumen alimentos de manera desmesurada. Y desde otra perspectiva, pareciera que nunca sienten saciedad. Por lo que aumenta el riesgo de padecer sobrepeso. La cantidad de personas que en la actualidad sufren esta condición ha ido en gran aumento. Lo cual se considera una situación de riesgo.

Dieta Militar

Cuando se trata de un exceso de peso, el funcionamiento del organismo puede presentar fallas. Sobre todo a nivel del corazón y los pulmones. Los huesos suelen verse afectados, ya que aumenta la cantidad de grasa corporal pero se mantiene la misma densidad ósea. Estas personas son propensas a padecer enfermedades como artritis y osteoporosis. Y en el peor de los casos, necesitarán ser tratados con prótesis.

Debido a todos estos riesgos, es que muchos buscan la manera de lograr un peso saludable y adecuado a su estatura. No es fácil luchar contra la obesidad y el sobrepeso. Pero no es una tarea imposible. Será necesario aplicar una dieta y acompañarla de ejercicio. Un detalle a tomar en cuenta, es que debe combinar distintos alimentos que proporcionen al organismo los nutrientes necesarios. Ganará energía suficiente para poder trabajar correctamente.

Bajar de peso rápidamente

Es común que no notemos el aumento de peso. Se trata de un proceso paulatino. La grasa se va acumulando debajo de la piel. Es la razón de que a medida que esta se vaya estirando poco a poco. Lo cual puede generar algo de molestia. Por lo cual, lo más recomendable es estar alerta para poder detectar el problema a tiempo. Sin embargo, si ya se notan unos kilos de más, es momento de trabajar para lograr el peso adecuado.

Muchos desean rebajar en poco tiempo. Aunque parece difícil, no es algo imposible. El exceso de peso suele causar baja autoestima. Es la razón de que se desee invertir poco tiempo en rebajar. Además, algunos tratamientos quirúrgicos exigen a los pacientes un peso adecuado para lograr hacer los procedimientos.

No existen métodos mágicos. Lo cual exige a la persona constancia y compromiso en el proceso. Debe ser voluntario para poder lograr las metas deseadas. Una de las primeras recomendaciones es aumentar el consumo de fibra. Ayuda a ralentizar el intestino, con lo cual se siente menos hambre. Se consume menos comida, con lo cual se acelera el adelgazamiento.

Puedes fortalecer tu dieta con ingesta de magnesio. Funciona como un componente regulador de los niveles de azúcar e insulina. Reduciendo así las ganas de comer. Tampoco se debe olvidar las proteínas, sobre todo a la hora del desayuno. Sin embargo, es necesario extender su consumo al resto de las comidas. Logrando un proceso de adelgazamiento más rápido. Fortalecerá a la vez los músculos y generando mayor saciedad.

El ejercicio debe acompañar a la alimentación. La actividad física ayuda a rebajar. Pero usando rutinas adecuadas y que permitan realizar suficiente esfuerzo sin generar ningún daño. Sin embargo, para efectos más rápidos y en menor tiempo, se puede realizar la dieta militar.

¿Es aconsejable adelgazar en poco tiempo?

Algunas personas se obsesionan con su peso. Llegando a tomar medidas drásticas para lograr eliminar el exceso de grasa en el cuerpo. Pero adelgazar de esta manera no resulta una tarea sencilla. Y en muchos casos es poco segura. Hay que tener claro que utilizar cualquier método con este fin va a exigir total compromiso. Y por lo general, requiere demasiado sacrificio.

Muchos de los que buscan obtener resultados son por razones de urgencias. Necesitan lucir pronto alguna prenda de menor talla. Deben presentarse a un evento. O hasta por autoestima baja. Con lo cual, deciden enfocarse en medidas drásticas. Y hablamos de adelgazar varios kilos en una semana.

En este sentido, los expertos han expresado su perspectiva en torno a este tema. Destacan el riesgo que supone someter el cuerpo a tal régimen. Si bien en casos extremos es necesario, por lo general cualquier profesional te advertirá que puede ser contraproducente. Y algunas investigaciones han evidenciado los efectos negativos de bajar de peso en poco tiempo, como el caso de la dieta militar:

  • Pérdida muscular: cuando se reduce el consumo de calorías drásticamente, el organismo empieza a alimentarse de los tejidos. Es aquí donde se va consumiendo la masa muscular, dejando desprotegidos los músculos, órganos y otras partes del cuerpo.
  • Metabolismo ralentizado: cuando se pierde peso en poco tiempo, esto afecta la manera en que se queman las calorías. Como consecuencia, el metabolismo trabaja más lento.
  • Deficiencias nutricionales: el consumo reducido de nutrientes afecta al correcto funcionamiento del organismo. Se observa pérdida de cabello, debilidad ósea, fatiga crónica y el sistema inmune se debilita.
  • Presencia de cálculos biliares: la vesícula biliar se encarga de generar los jugos gástricos para descomponer los alimentos consumidos. Si estos no se liberan, se corre el riesgo de que se produzcan cálculos biliares.

Dieta Militar

La dieta militar

Si bien ya la hemos mencionado con anterioridad, la dieta militar se ha destacado como uno de los métodos efectivos para reducir de peso en poco tiempo. También se ha conocido bajo los nombres de dieta marina y dieta del helado. Se ha reconocido como un régimen alimenticio muy fuerte que exige un esfuerzo máximo para lograr obtener los resultados esperados.

Aunque lleve el nombre de militar, nada tiene que ver con su significado real. Pero se considera que ha sido utilizado para hacer énfasis en el hecho que es necesaria la disciplina para lograr los objetivos de la dieta. Además, la persona debe ser resistente para evitar tentarse con alimentos que no se deben consumir durante su aplicación.

A través de esta se busca crear un plan alimenticio que reduzca al máximo el consumo de calorías. De esta manera, favorece la pérdida rápida de peso. Durante tres días, la persona va a agregar a sus platos alimentos de contenido calórico bajo. Y los siguientes cuatro días aumentará levemente su consumo, pero con una dieta más variada.

Cuando se priva del consumo de calorías, entonces se presenta un déficit. Pero al mismo tiempo, el organismo sigue trabajando para eliminarlas. Por lo que el proceso se enfoca en obtener energía a partir de la grasa acumulada. Tras cumplir todas las pautas, la persona habrá perdido hasta 5 kilos durante los tres días restrictivos.

Algo a tener claro durante su aplicación es el hecho de que, al tratarse de un régimen, se prohíbe realizar actividad física como ejercicio rutinario. Hay que tener claro que el cuerpo no recibirá una gran cantidad de nutrientes. Por lo que se genera un déficit de energía. Lo mejor es realizar ejercicios cardiovasculares como caminar. Se mantendrá el cuerpo activo utilizando poca energía.

Cómo aplicar la dieta militar

El punto clave para que se lleve a cabo la dieta militar es la reducción al máximo del consumo de calorías. Con esto, el cuerpo irá quemando la grasa acumulada para generar energía. Pero esto implica eliminar o sustituir una gran cantidad de alimentos de gran valor nutritivo. Entre las comidas que suelen suprimirse se encuentran la hora de la media mañana, la merienda y los tentempiés.

Si se desea, en estos momentos se puede consumir simplemente café o infusiones. Y no agregar azúcar a ninguno de los dos. Un menú que se puede intentar para estos tres días puede ser el siguiente:

Día 1

Inicia tu día comiendo una rebanada de pan untada con mantequilla o aceite de oliva. Como bebida, puedes optar por una taza de las dos anteriormente mencionadas. A falta de endulzante, se puede variar con leche saborizada con vainilla, o leche de almendras. Hasta puedes optar por un vaso de agua. Pero lo recomendable es beber algo a base de cafeína para favorecer la quema de calorías.

Para la comida sírvete una tostada de pan integral acompañada de atún en lata. Como aderezo adicional se puede utilizar semillas de chía o pimienta. Bebe una taza de café o té siguiendo las indicaciones que se mencionaron para estas bebidas.

A la hora de la cena prepara a la plancha o a la parrilla un trozo de carne. Acompáñala con un tazón de judías verdes y medio plátano. Para el postre come una manzana y un poco de helado. La carne puede sustituirse por garbanzos o una porción mayor de judías verdes.

Día 2

En el segundo día empiezas a sentir algo de debilidad debido a la reducción drástica de calorías y nutrientes. Pero, a la vez, notarás que tu cuerpo ha perdido algo de peso. Comienza este día con una tostada de pan integral. Si lo prefieres, puedes variar con una tostada de cereales. Acompaña con un huevo hervido y medio plátano.

Durante la comida prepara una taza de requesón, come un huevo duro y acompaña el plato con galletas saladas. Es posible variar esto con una tostada de pan al estilo Bimbo.

En la cena busca consumir carnes magras, preferiblemente pollo o pavo. Consume un poco de brócoli al vapor o a la plancha. Y complementa con media taza de zanahorias y la mitad de otro plátano. Como bebida se recomienda un vaso de leche o preparar un batido de manzana.

Día 3

El último día de alimentación restrictiva. Puedes optar entre un paquete de galletas saladas o una rebanada de pan con aceite de oliva. Acompaña con algo de queso fresco y como postre una manzana. Se puede beber una taza de café o té, pero en esta ocasión puedes usar miel como endulzante.

Al momento de la comida comer una rebanada de pan integral acompañada de huevo revuelto. En caso de considerar que son pocas porciones, puedes cambiar el menú por dos filetes de pechuga de pollo a la plancha.

Para finalizar con la cena, una lata de atún con un plátano entero. Tras finalizar este tercer día, podrás notar una reducción notable de kilos. Y si se desea evitar el efecto rebote, lo mejor es consumir alimentos variados pero sin grandes cantidades de calorías.

Dieta Militar

Beneficios de esta dieta

Si bien la dieta militar parece un proceso restrictivo y de gran compromiso, se aseguran sus resultados al cumplirla al pie de la letra. Probablemente pueda suponer un riesgo a la salud de quien la aplica. Pero a la vez puedes conseguir grandes beneficios a través de esta:

  • Su principal ventaja va referida a la pérdida de peso. En tan solo tres días es posible reducir 5 kilos. Y si se aplica más de una vez al mes, se puede adelgazar rápidamente. Pero tomando las precauciones de un profesional en nutrición.
  • Los procesos metabólicos pueden acelerarse. A la larga, este cambio puede considerarse muy beneficioso. En menor tiempo, el cuerpo será capaz de quemar un mayor número de calorías. Con lo cual se logra mantener un peso adecuado. Esto se debe a que la dieta se basa en el consumo de fibra, proteínas y calcio, favoreciendo el aumento de la tasa metabólica.
  • Previene el desarrollo de diabetes. Los alimentos que se consumen durante la aplicación de la dieta evita que se produzcan grandes cantidades de insulina. En caso de padecer esta enfermedad, no es recomendable aplicar la dieta militar, ya que supone un riesgo para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.