Estudiar adelgaza, te contamos la verdad

¿Estudiar adelgaza? ¿Puede ser una forma de eliminar calorías? Estas preguntas te parecerán ilógicas, pero te sorprenderá la respuesta.

Si quieres conocer más sobre este tema el siguiente artículo será ideal para ti. ¡No te lo pierdas! Está sustentado en interesantes investigaciones científicas que revelan si estudiar quema o no calorías. 

¿Si me esfuerzo estudiando voy a adelgazar?

Estudiar adelgaza

Todos los procesos del organismo necesitan energía. Este es un hecho que ha sido verificado en no pocas investigaciones. Por lo tanto, cuando realizas cualquier acción estas gastando, y quemando, aunque sea cantidades ínfimas de calorías.  

Tu cerebro te diferencia del resto de los seres vivos, él define todo lo que puedes llegar a ser a lo largo de tu vida. Seguramente, recuerdas momentos en la escuela o algún documental donde explicaron el desarrollo de este órgano con el paso del tiempo. 

Teorías sobre gasto de calorías

Con la teoría anterior, es de suponer que el cerebro empezó a consumir más energía con los años. Esto se justifica en que comenzó a desplegar progresivamente el pensamiento. 

Resulta que el cerebro es el órgano que más energía necesita del cuerpo. Por lo tanto, esto justifica que por sí solo sea capaz de gastar tantas calorías como si corrieras por 30 minutos seguidos. ¿No me crees? Te lo demuestro.

La energía que consume comienza cuando libera el neurotransmisor ¿Qué es esto? Fácil, es la manera que busca tu cerebro para activar las neuronas. Una vez que ellas reciben el envío lo proyectan hacia el sistema nervioso.

En todo el proceso anterior ya se consumen casi el 25% de la glucosa del cuerpo.  Por lo tanto, el hecho de solo comenzar cualquier actividad intelectual ya presupone un gasto de energía.  

Como adelgazo mientras estudio

Estudiar adelgaza

Estudiar, resulta un proceso complejo que requiere de una actividad cerebral mayor que la habitual. Mientras más intensa se vuelve esta acción necesitarás más energía del cuerpo.

En estado de reposo el cerebro necesita entre 250 y 260 de calorías aproximadamente. Esto es de consumo obligatorio para mantener el funcionamiento y el control de todo el sistema corporal. 

Cuando estás haciendo actividades cotidianas como caminar por la calle o pensar en varias cosas se consume energía de manera variable. Si de pronto comienzas a estudiar resolviendo problemas, utilizando la memoria, haciendo resumes se activan otras regiones del cerebro.  

A lo anterior súmale que este órgano puede gastar más calorías en un día entero si realiza acciones de manera intensa. Esto equivale a un 20 % aproximado de lo que usualmente consumes en 24 horas. ¿Entonces estudiar va a hacer que adelgace? 

La cantidad de calorías que se quemen al estudiar depende de los trabajos que se realicen. Todas las actividades intelectuales no consumen la misma cantidad de calorías.  ¿No entiendes? Te lo explico mejor. 

Por ejemplo, dos personas con diferentes vocaciones como un científico o un administrativo no pueden gastar lo mismo. El primero estará preparando y estudiando ensayos con enfermedades raras y el segundo en su oficina, por lo tanto, el científico consumirá más energía. 

¿Cuántas calorías puedo eliminar estudiando?

Estudiar activa tu cerebro y lo obliga a gastar las glucosas que necesita para mantener este proceso y todos los demás. Resulta un órgano que como bien sabes es el que más energía necesita, no descansa ni siquiera cuando duermes. 

Una hora estudiando de manera intensa consume gran cantidad de calorías. Si a esto le añades el estrés que causa estudiar para un examen, el gasto de energía será aún mayor.  

Investigaciones realizadas revelan que por 5 minutos estudiando quemas un aproximado de 12 calorías, por 10 minutos 24, por 15 minutos 37 mientras que por media hora 74 calorías. ¿Encontraste con esto otro motivo para estudiar? Espero que sí. 

Tal es el caso que incluso estudiar de manera exagerada puede producir agotamiento mental. Comparable con el cansancio que se produce después de realizar un ejercicio físico intenso.  

Existen muchos trabajos llevados a cabo para determinar la cantidad exacta de calorías que se pueden quemar estudiando. Aunque no es recomendable como actividad única para adelgazar, si se puede suponer que ciertas calorías de tu cuerpo se pueden quemar con esta actividad.  

A continuación, podrás conocer algunos artículos que se han destacado en estos temas. 

  • ¿Estudiar adelgaza? Según Universidad de Ottawa, Canadá. 

Las investigaciones realizadas sugirieron que en una persona con peso normal el gasto de energía sería de unas 1300 kcal. aproximadamente. Cuando se realiza una  actividad cerebral como estudiar rigurosa el consumo es mayor. ¿A qué se debe esto? 

La explicación es sencilla. Cuando estudias las neuronas producen inflamación en los vasos sanguíneos. Este proceso necesita niveles más elevados de glucosa, los cuales se consiguen quitándoselas a otras funciones del organismo. De tal modo que estudiar de manera intensa disminuye los niveles de glucosa en sangre. 

  • ¿Pierdo de peso estudiando? Según el profesor Javier De Felipe.

Las anotaciones del ilustre pedagogo Javier De Felipe confirman algunas teorías relacionadas con el cerebro.  Este catedrático pertenece al grupo de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). 

De acuerdo con sus observaciones el cerebro simboliza el 2 por ciento del peso del cuerpo. Además, consume grandes porcientos de la glucosa y del oxígeno del organismo. Por lo tanto, pensar en la posibilidad de que estudiar adelgaza no resulta nada descabellado. 

  • ¿Quema calorías estudiar? Según el Dr. Angelo Tremblay. 

Otra de las investigaciones para definir si estudiar quema calorías se llevó a cabo por el Dr. Angelo. En su búsqueda de la verdad empleó a 14 estudiantes que debían realizar 3 tareas. Con esta actividad se proponía demostrar de una vez por todas si estudiando las personas podían adelgazar.    

La primera de estas orientaciones era la relajarse. En la segunda debían realizar una lectura y un resumen del texto y en la última tarea tenían que resolver una serie de pruebas. El experimento duró 45 minutos aproximadamente para cada una de las labores.   

Ya era una teoría estudiada en otros ensayos que cada tiempo de estudio necesitaba 3 calorías más que un período de descanso. Con el experimento realizado el doctor demostró que los colegiales necesitaron 203 calorías más para abreviar el texto y 253 para  solucionar las pruebas.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.