El tabaco adelgaza. Te contamos la verdad

En los últimos años se han creado diversidad de teorías y dietas para bajar de peso que son falsas. Muchas son verdaderas, pero contienen elementos que las hacen ineficaces. Otras llegan demasiado al extremo y se vuelven peligrosas de forma mortal, un ejemplo es la de que el tabaco adelgaza.

Antes de elegir un método para adelgazar se debe investigar sobre el mismo. ¿Cómo puedes aplicar algo a tu vida sin saber que te la estás jugando? Por eso es mejor prevenir que lamentar.

¿Has escuchado que el tabaco adelgaza? ¿Quieres saber de dónde sacan tan descabellada idea? Sigue leyendo y encontrarás todo sobre este tema.

Efecto secundario: cebo para adictos y desesperados

El tabaco adelgaza

La idea de usar los cigarrillos para adelgazar es una locura total. El hecho de fumar trae muchos riesgos colaterales a la salud. La nicotina es una sustancia que causa muchos estragos en el organismo.

Un efecto secundario de este compuesto es la inapetencia. Esto es porque reacciona con una enzima llamada AMPK. Ella es un elemento clave en el metabolismo de las grasas y actúa sobre la región que regula la obesidad.

La reacción entre esas dos hace que al cerebro regule mal el apetito y el gasto energético del cuerpo. La ingesta de los alimentos se vuelve lenta y el estómago se demora más en trabajar. Esto causa una sensación de llenura permanente por el agotamiento del órgano relacionado.

Así se van reduciendo las porciones de comida y se va perdiendo peso poco a poco. No es correcto pensar que bajar de peso por fumar es normal. Este método solo atrae a las personas más desesperadas y a los adictos.

Los que se someten a bullying por su peso y los fumadores son atrapados en este estilo de vida. En la mayoría de los casos lo usan como una excusa para tener un vicio.

¿Adicción o cura?

En el mundo existe un mayor porcentaje de personas enganchadas al tabaco que a la heroína. Esto ocurre porque la nicotina es 10 veces más adictiva que la droga mencionada. Es sorprendente como en un par de años consiguió llegar al puesto número uno de las adicciones.

Se estima que de cada 10 personas 3 fuman. Esto hace un total de más de mil millones que consumen cigarrillos de forma regular u ocasional. Su hábito también incluye a los que los rodean.

Con el tiempo el tabaco se ha convertido en la primera causa de muerte en el mundo. Tanto los fumadores pasivos como los agresivos sufren los daños que causa esta adicción.

Es un error pensar por un segundo que la cura para cualquier cosa sea el cigarro. No hay manera que algo tan perjudicial se venda en el mercado como medicina. Los daños que ocasiona son suficientes para contrarrestar cualquier aporte positivo.

Efectos reales del tabaco

El tabaco adelgaza

¿Vale la pena fumar para bajar de peso?

En realidad son más los perjuicios que trae el tabaco que sus beneficios. Se ha demostrado que una gran variedad de enfermedades tienen su origen y desarrollo en el consumo de nicotina. Algunas de estas dolencias son:

  • Bronquitis: consiste en una inflamación de las vías respiratorias. La mayor razón de causa son las infecciones. Pueden ser desde ligeras hasta agudas. Estas últimas resultan mortales.
  • Enfisema: se caracteriza por el agrandamiento que ocurre entre los espacios que se encuentran antes de los bronquios. Se destruyen las paredes donde sucede el intercambio gaseoso entre el aire y la sangre. Esto llega a ser de gran riesgo para la vida.
  • Afección en la masculinidad: la nicotina puede influir de forma negativa en la sexualidad de los hombres. Esta sustancia puede causar que el miembro reproductor masculino no alcance el estado indicado para disfrutar del sexo.
  • Cáncer de vejiga: es un tumor maligno que se manifiesta en el órgano principal del sistema urinario. Casi siempre puede ser tratado, pero todo depende del grado de metástasis que tenga. Los químicos del tabaco estimulan esta enfermedad.
  • Cáncer de esófago: es una malignidad que surge en el conducto que va de la boca al estómago. Algunos pueden extirparse de forma quirúrgica. Otros llevan una serie de tratamientos específicos y llegan a ser mortales.
  • Cáncer de pulmón: es un conjunto de padecimientos resultantes del aumento de células malignas en las vías respiratorias. Uno de los elementos más afectados es el tejido pulmonar. Está entre los que más incidencia tienen hoy en el mundo.
  • Cáncer de boca: se utiliza este término para cualquier crecimiento maligno que surja en la cavidad bucal. Aparece como una lesión pequeña, pero hace metástasis rápido.

Una muerte lenta

Estudios científicos han demostrado que cerca del 45% de los fumadores no saben los daños que trae este hábito. Los adictos necesitan ayuda para alejarse del vicio. 

Una investigación de la OMS dejó claro que más de 24 países no tienen centros de cuidados para adictos. Esto propicia que más personas mueran por fumar. 

Cada consumidor de tabaco reformado ha demorado más de 10 años en rehabilitarse. Cuando el proceso termina tienen grandes afecciones de salud. Si el hábito no se deja a tiempo hay altas probabilidades de perder la vida.

La muerte que causa esta adicción conlleva duros tratamientos y largos períodos de dolor. Casi siempre terminan en el deceso, pero el proceso anterior es difícil al extremo.

Dejar de fumar engorda

¿Por qué los fumadores rehabilitados engordan?

Es tan cierto que el tabaco adelgaza como que engorda. Cuando decides cortar el vicio siempre te vuelven a salir los kilos que perdiste multiplicados por 5. El 70% de los exfumadores sube de peso.

Al dejar de consumir la nicotina todas las funciones que se habían desactivado vuelven y regresa el apetito. Esta es una de las razones por las cuales es peligroso el método del cigarro para bajar de peso. Con ella existe una especie de efecto yo-yo.

Muchas personas usan el riesgo de volverse obesos para no dejar el vicio. La verdad es que hay profesionales listos para ayudar a mantener su peso a los que quieran rehabilitarse.

Vive más y mejor sin el tabaco

Usar cigarrillos es prescindible. Se ha demostrado en más de una ocasión que dejar un vicio no mata, pero continuar en él si. Al dejar de fumar prolongarás tu vida y la de los que te rodean. Lo mejor para no volverse adictos es no probarlo nunca.

Lo esencial para bajar de peso no es un método nocivo, sino una dieta balanceada y ejercicio. ¿Estás listo para vivir fuerte y saludable? Lo lograrás sin tabaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.