Dieta Equilibrada, ¿Qué alimentos incluir y cómo?

Muchas personas buscan mantener un peso saludable. Esto sin afectar el funcionamiento del organismo. Los expertos en nutrición recomiendan a los interesados optar por una dieta equilibrada. A través de esta se busca crear una alimentación balanceada rica en nutrientes que aporte al organismo todo lo que necesita para funcionar.

La idea de utilizar este tipo de dieta, es eliminar todo aquel alimento que se considere perjudicial para la salud. De esta manera, se busca prevenir al máximo cualquier tipo de padecimiento. Y a la vez, se mejora la condición física y mental de la persona.

Alimentación balanceada, ideal para un peso adecuado

El cuerpo obtiene la energía a través de la asimilación de nutrientes contenidos en los distintos alimentos que se consumen. Es la razón que expertos en nutrición siempre recomiendan cuidar lo que se come. No todo lo que se ingiere resulta beneficioso para el organismo. En algunos casos, puede provocar daños irreversibles en su funcionamiento. De esta manera, se considera ideal optar por una alimentación balanceada.

Este término hace referencia al consumo de alimentos en proporciones adecuadas, asegurando que el cuerpo obtenga los nutrientes necesarios. Logrando que funcione de manera correcta. A la vez, favorece la prevención de ciertos padecimientos, gracias al fortalecimiento del sistema inmune. Pero no todo se trata de la cantidad, sino también de la variedad.

Dieta Equilibrada

Alimentarse siempre con los mismos alimentos dificultará la obtención de ciertos nutrientes. Es necesario variar el contenido de los menúes. A la vez, esto deleita el paladar, ya que serán diferentes los sabores que se prueben en cada comida. Sin embargo, debe estar todo adecuado para cubrir las necesidades nutricionales de todo el cuerpo.

Teniendo en cuenta todo estos detalles, es que se debe asumir cuáles son los alimentos que hay que eliminar. En primer lugar, todo lo que se relacione con comida chatarra o comida rápida debe evitarse al máximo. Estas se consideran entre las principales razones que favorecen la acumulación de grasa. No solo en los tejidos relacionados con la piel. Sino que puede depositarse en las paredes de arterias, venas, vasos sanguíneos y hasta el corazón.

Además, reducir el consumo de azúcar, que a pesar de otorgar un sabor dulce a los alimentos, puede afectar negativamente al organismo. Se encuentra relacionada con el desarrollo de diabetes. Y sin olvidar eliminar la grasas trans y el consumo excesivo de carbohidratos.

¿Qué es una dieta equilibrada?

No se puede hablar de una alimentación balanceada sin hacer mención del término dieta. No se trata de reducir porciones en las comidas. Ya que al hacer eso, posiblemente reduzcan también los nutrientes que se le aportan al organismo. La idea es incluir alimentos esenciales y de gran contenido nutritivo en cantidades adecuadas. Con esto, tu cuerpo se llenará de energía.

Pero para lograrlo, lo mejor es optar por una dieta equilibrada. Este tipo de alimentación va referida al consumo de calorías y nutrientes en proporciones adecuadas. De esta manera, el organismo podrá crecer y desarrollarse adecuadamente en cada etapa. Algo a tener en cuenta, es que el cuerpo, a lo largo de la vida, tiene distintas demandas nutricionales. Por lo que será normal variar la dieta para que pueda nutrirse adecuadamente.

La idea de lograr un consumo saludable de alimentos es fortalecer el sistema inmune. Así se encontrará protegido ante distintos padecimientos. En su mayoría, se recomienda para prevenir enfermedades del corazón, diabetes y sobrepeso. Si se consume comida inadecuada, el cuerpo acumulará cantidades excesivas de grasa, por lo que habrá un aumento desmesurado de peso.

Contenido nutricional a consumir

Una mala alimentación puede provocar deficiencias nutricionales, así como excesos. Por lo que se debe entender que aporta una dieta equilibrada. La comida que se consuma debe aportar cantidades adecuadas de vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y grasas. De esta manera, la persona debe distribuir las calorías que consume acorde a lo que necesita realmente:

  • Entre 50% y 55% de hidratos de carbono. Se recomienda que la fuente de consumo se base en cereales integrales, verduras, frutas y legumbres. Destacan por ser de absorción lenta. Se considera como la principal fuente de energía del organismo.
  • De 30% a 35% en grasas.La dieta debe contener aceite de oliva. Ofrece al organismo ácidos grasos monoinsaturados. En este grupo también se debe incluir omega 3 y 6. Favorecen el buen funcionamiento del cerebro y la autorregulación de la temperatura corporal. También permite almacenar energía y mejora la condición de la membrana celular de distintas células.
  • Consumo de 10% 15% en proteínas. Debe existir un equilibrio entre alimentos de origen vegetal y animal. Se recomienda adicionar a la dieta pescados, huevos, carne, frutos secos, cereales y leguminosas. Intervienen dentro del funcionamiento celular. Ayudan a fortalecer el sistema inmune.
  • Fibra (según la condición de la persona): favorece el tránsito intestinal. Interviene en el cuidado de la flora bacteriana del intestino.

Un menú para una dieta equilibrada

Cuando se trata de comer saludablemente, lo primero es elegir una dieta que cubra todas las necesidades nutricionales del organismo. Y para lograrlo, se debe crear un menú con variedad de alimento que aporten nutrientes adecuados:

  • Desayuno: comer rebanadas de pan integral con tomate y aguacate. Acompañar con un plátano y beber una infusión.
  • Media mañana: un yogurt con nueces.
  • Comida: preparar una ensalada con los siguientes ingredientes: tomate, cebolla, garbanzos, pimientos y huevo hervido. De postre una manzana.
  • Merienda: Leche con avena acompañado de una pera.
  • Cena: cocinar lenguado a la plancha, col con patata y comer un yogurt.

Sin embargo, no debes limitarte a esta combinación Esto es un ejemplo de lo que se puede consumir por comida. cada persona puede variar acorde a sus necesidades. Pero es necesario que en el desayuno se consuma alimentos integrales. Y siempre acompañado de vegetales.

Los frutos secos y el yogurt son recomendaciones esenciales para mantener una dieta de este tipo. Sin dejar de lado las frutas, consideradas como un excelente postre y entre comida. Los pescados y las carnes magras también deben mantenerse en el menú pero en cantidades adecuadas.

Características de una dieta equilibrada

Una dieta equilibrada no es razón para sacrificar nuestra alimentación. No tiene que ser aburrida ni de sabores sosos. Muchas personas escuchan esa palabra y sienten que se están sometiendo a un régimen. La realidad es que, aquellos que reducen las porciones, por lo general privan al organismo de ciertos nutrientes. A la vez, se someten a un consumo estricto de alimentos, lo que va deteriorando el estado del cuerpo.

Al momento de elegir una alimentación saludable, y una dieta de este tipo, se debe conocer cómo aplicarla adecuadamente. Será la manera de mantener una buena salud, un peso adecuado y a la vez sentirse satisfecho. Por lo cual, destacan estas características:

  • Adaptada: La dieta debe construirse acorde a las necesidades nutricionales de cada persona. Se considera como personalizada. Se debe ajustar a su horario, condición general, economía y metas a cumplir.
  • Aporte adecuado de energía: la alimentación se basa, además, en otorgar energía al cuerpo. Lo que se consuma, debe aportar valor energético al organismo. Esto favorecerá el funcionamiento correcto del mismo. Evitando así la deficiencia de algún nutriente.
  • Completa: Debe poseer un gran contenido nutricional. Aportando todo lo que necesita el cuerpo para mantenerlo saludable.

Dieta Equilibrada

  • Satisfactoria: No solo se come para cumplir una necesidad fisiológica. También debe proporcionarnos placer. Hay que tomar en cuenta el consumo adecuado de porciones a la vez que proporcionamos los alimentos necesarios para sentirnos satisfechos.
  • Segura: Ninguna dieta debe suponer un riesgo para la salud de la persona. Es necesario enfocarse en aportar energía y nutrientes al organismo. Fortaleciendo el sistema inmune para evitar cualquier padecimiento.
  • Variada: No solo se come por hambre. La comida debe generar apetito. Varía los alimentos que contiene tu menú. Y prueba distintas preparaciones.

Claves para lograr una dieta equilibrada

Si de una dieta equilibrada se trata, es necesario conocer aquellos alimentos que proporcionan los nutrientes necesarios al organismo. Con lo cual se obtiene la energía necesaria para su funcionamiento. A la vez, se debe conocer las pautas para llevar a cabo adecuadamente esta dieta, logrando los resultados esperados sin poner en riesgo la salud:

  1. Consume más fruta y verduras: aunque debe existir un equilibrio entre el consumo de alimentos de origen animal y vegetal, se recomienda ingerir mayor cantidad de estos últimos. Son ricos en vitaminas y minerales. A la vez de su alto contenido en agua, fibra e hidratos de carbono. Incluye al menos cinco porciones de frutas y vegetales al día.
  2. Reducir el consumo de bollería industrial: si los snacks de este tipo nos parecen apetitosos, pueden suponer un riesgo para el organismo. Lo mismo aplica a los dulces y la comida chatarra. Pueden aumentar la probabilidad de padecer diabetes. Pero no es necesario eliminarlos totalmente, simplemente reducir su consumo en un alto porcentaje.
  3. Moderación en las cantidades de comida que se consumen: los alimentos deben proporcionar los nutrientes y energía necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. No solo se trata de controlar lo que se consume, sino también las cantidades. Elimina el riesgo de padecer sobrepeso o padecimientos relacionados a este hecho.
  4. Consume cinco comidas al día: aunque muchas personas se dedican a preparar tres comidas al días, los expertos recomiendan distribuirlas en cinco. Esto ayuda a crear una dieta más sana y que cubra todas las necesidades del organismo. Estas deben ser: desayuno, tentempié, comida, merienda y cena.
  5. Aumenta la ingesta de líquidos: es indispensable hidratar en todo momento el cuerpo. De no ser así, puede generarse una falla en el funcionamiento de los órganos. Beber entre uno y dos litros de agua diariamente.

Dieta Equilibrada

Consejos para mantener una dieta equilibrada

Si bien algunos buscan una dieta equilibrada para bajar de peso, puede estar enfocada en mantener la salud de la persona. Por lo que su aplicación está enfocada según cada persona. Pero siempre tomando en cuenta algunas consideraciones para lograr una alimentación sana y balanceada:

  1. No crear ninguna obsesión por las calorías que se consumen. Puede influir en la reducción de los nutrientes necesarios para el organismo.
  2. Agrega a tus comidas legumbres al menos dos veces a la semana.
  3. Consume leche o derivados lácteos bajos en grasa. Ayudarán a proporcionar calcio a los huesos.Previene la aparición de osteoporosis.
  4. Controla el uso de la sal. Su exceso puede ser muy dañino. Intenta agregar otros alimentos y condimentos como ajo, cebolla o ramas aromáticas.
  5. Evita consumir bebidas alcohólicas. Al menos reduce su ingesta en gran proporción.

Acompaña tu dieta con algo de ejercicio

Siempre se ha mantenido en claro que una buena alimentación es la clave para mantener la salud. Los alimentos que consumimos pueden afectar positiva o negativamente a nuestro organismo. Por lo que es necesario cuidar lo que se come. Pero no limitarnos solo a este hecho. También es indispensable la actividad física en todo momento de nuestra vida. Esto fortalece nuestros músculos, huesos y articulaciones. Evitando la aparición de ciertos padecimientos en estas zonas.

Esta que se menciona, es solo una parte de los beneficios que otorga el ejercicio. Ayuda a mejorar el sistema inmune, fortalecer el sistema circulatorio y respiratorio y ayuda a la oxigenación del cerebro y células del cuerpo. E influye en la estabilidad emocional de la persona. Previene condiciones como la depresión. Con lo cual, se logra un excelente estado de ánimo.

Es la razón de que los expertos siempre recomiendan acompañar una dieta equilibrada con buen ejercicio. Consumiendo los alimentos en porciones y cantidades necesarias, se asimilan los nutrientes necesarios al organismo. Esto se transformará en energía que será aprovechada durante la actividad física.

Dieta Equilibrada

En primer lugar, se considera un método efectivo para adelgazar. Ayuda a eliminar el exceso de grasa, permitiendo lograr un peso ideal. Favorece el estado de salud a nivel físico y mental. Cada uno de los órganos también se ven beneficiados. Su funcionamiento mejora a través de la actividad física. Y previene el padecimiento de enfermedades del corazón o relacionadas con este.

La mejor recomendación para quien se anime a realizar una dieta, es realizar ejercicio de manera constante. Pero sin hacer de este un trabajo excesivo. Recuerda que las rutinas que programas deben estar adecuadas a tu resistencia. Evitando afectar negativamente a tu cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.