Dieta Astringente: todo lo que necesitas saber

La dieta astringente es llevada a cabo para cuidar el sistema digestivo luego de pasar por malestar en el estómago. También durante una enfermedad diarreica causada por un virus, medicamentos como laxantes, antibióticos o antiácidos que contengan magnesio. Es realizada a base de alimentos astringentes. Son todos aquellos alimentos que suelen causar estreñimiento. Esta debe ser baja en fibras, sin alimentos irritantes, flatulentos, ni lactosas.

Es utilizada para detener los síntomas: diarrea, náuseas y vómitos, debilidad y falta de apetito. En el caso de diarrea, se presenta como infecciosa o no infecciosa. La infecciosa presenta una diarrea aguda causada por una bacteria, hongo o parásito. La no infecciosa se presenta por enfermedades crónicas. Es causada por algunos fármacos y abuso de laxantes, como también por quimio o radioterapia.

Características de la Dieta Astringente

Se trata de una dieta breve, que no puede durar más de un mes. En menos de una semana la diarrea debe de estar curada. Esto no cuenta en personas con diarrea crónica, ya que ese proceso tarda más. Durante su aplicación, no se debe consumir la leche completa. Utilice los yogures naturales como un sustituto.

Comer alimentos como zanahoria hervida y manzana, es recomendable ya que. Son ricos en pectina y favorece el proceso de recuperación. Para una mejor y fácil digestión son recomendables los alimentos bajos en calorías. Y las comidas se deben consumir ni muy calientes, ni muy frías.

Los especialistas declaran que no se deben ingerir alimentos grasosos. La dieta astringente no tiene como labor una digestión prolongada. Lo ideal es comer alimentos blandos que equivalen a una alimentación sencilla. Es preferible que sea rica en fibras solubles con cierta viscosidad. Las comidas deben ser bajas en fibras para asimilar mejor su energía.

Dieta Astringente

Tipo vegetariana

Gran parte de la población no se interesa por comer yogurt semidescremado, pan o pescado. Siguen otra clase de dietas que contienen alimentos astringentes. Las primeras 12 horas son importantes, ya que la primera fase es igual para todos. Y es importante que consuman mucho líquido para mantenerse hidratados y en caso de ya estar deshidratados.

Para las personas vegetarianas es más favorable preparar su suero casero. Con ello pueden tener pronta recuperación de electrolitos que se pierden cada vez que van a evacuar. Es conveniente añadir a este suero 2 cucharadas de azúcar y una de sal para obtener mejor resultado.

Para los veganos no estará en opción el caldo de pescado u otro alimento animal. Ni el consumo de la leche descremada como las personas no vegetarianas. Podemos consumir puré de papas, zanahorias, frutas como la manzana, jugo de granada, agua de coco, plátano, entre otros.

En la dieta astringente vegetariana no es común la leche completa y tampoco en la dieta común. Debe evitar el consumo de tortas y dulces, también caramelos, chocolate, bebidas y refrescos. No es recomendable tomar infusiones, ya que en vez de mejorar los malestares, estos ayudarán a que empeoren. Dentro de los recomendados se encuentra el té de canela, manzanilla, jengibre, hierbabuena o menta fresca. Estos poseen beneficios que ayudan a que trabajen como antiinflamatorios.

Etapas de la Dieta Astringente

Realizar la Dieta Astringente conlleva a un proceso progresivo. Es necesario cumplir paso a paso las indicaciones para obtener los resultados deseados. De no ser así, no habrá cambios en el sistema digestivo. Esta cuenta con varias etapas:

  1. La primera etapa tiene una duración de 4 horas en los niños y 12 horas en los adultos. Se tendrá gran pérdida de líquido y minerales. Posiblemente te sientas débil y sin apetito. Se recomienda solo consumir líquidos como agua, agua con limón, o sueros.
  2. Durante la segunda etapa, es hora de iniciar la dieta astringente para detener la diarrea. Se busca acostumbrar a nuestro sistema de nuevo a los alimentos. Incorporar poco a poco verduras, tales como: zanahoria y chaco, carnes a la plancha, arroz y pescado asado o hervido.
  3. En esta tercera etapa ya deberíamos tener una recuperación avanzada. Por lo tanto, ya debe incluirse en nuestra dieta astringente otras verduras en puré y demás alimentos que ya has consumido anteriormente.
  4. Para la cuarta etapa podemos decir que estás recuperado. Puedes incorporar poco a poco los alimentos complejos hasta volver con tu alimentación cotidiana.

En qué casos se debe usar la Dieta Astringente

La dieta astringente tiene como finalidad desacelerar los movimientos intestinales. Minimizando el volumen y la constancia de las evacuaciones por diarrea. Es un posible tratamiento sin importar el motivo que la haya provocado. Ayuda al tubo digestivo con el procedimiento de digestión y absorción de nutrientes. Se recomienda evitar el consumo de alimentos que inciten el tránsito intestinal.

Es necesario reducir el aporte de grasas o comidas de digestión más complejas. De este modo se recuperan minerales y líquidos perdidos en el proceso diarreico. Por lo tanto, esta dieta es recomendada ya que ayuda con la pronta recuperación en el proceso agudo. Así como en el proceso crónico ayuda al control sintomático.

Objetivo de la dieta

  • Disminuir la velocidad del tránsito intestinal, disminuyendo el número y volumen de las deposiciones.
  • Evitar la deshidratación, recuperando la pérdida de líquido y electrolitos.
  • Ejecutar una dieta adecuada con una alimentación normal.

Beneficios de una dieta astringente

Para quienes presentan diarrea, esta dieta es una excelente opción para recuperar rápidamente la salud del organismo. Si bien muchos lo consideran un método estricto, su correcta aplicación es lo que asegura los resultados. Esta cuenta con dos beneficios.

  1. Ayuda a mantener una mejor hidratación: La ingesta recurrente de líquidos, evitará cuadros de deshidratación.
  2. El organismo tiene una mejor salud: Al poco tiempo notaras mejoría, debido a que esta dieta ayuda con la pronta recuperación de afecciones estomacales. Con ello es factible crecer el trabajo intestinal, asistiendo a cortar el desarrollo de la enfermedad.

Dieta astringente: Alimentos para la diarrea

¿Qué consumir cuando tenemos diarrea? Cuando sufrimos esta enfermedad perdemos minerales y vitaminas que se han descompuesto en el estómago antes que nuestro cuerpo pueda absorberlos. Para poder recuperar los nutrientes que hemos perdido debemos hidratarnos, ya sea consumiendo mucha agua, jugos naturales, sopas o té. Aquí le mostramos un ejemplo de cómo debe conllevar una Dieta Astringente.

  • Desayuno: inicia con un té reposado sin azúcar. Para comer, prepara pan blanco tostado. Y como postre, compota de manzana.
  • Media mañana: Solo debes comer pan blanco tostado.
  • Comida: Prepara arroz con zanahoria, acompañado de Pechuga de pollo asada o a la plancha con plátano y una rebanada de pan blanco.
  • Merienda: come una galleta maría y bebe una taza de té sin azúcar.
  • Cena: puedes comer puré de zanahoria con una rebanada de pan blanco tostado.
  • Recena: consume pan blanco con rebanada de jamón de pavo cocida y té sin azúcar.

Dieta astringente: Alimentos astringentes

Al momento de realizar la dieta astringente, debes reconocer que consumir y que no. Es apropiado evitar la leche y otros alimentos lácteos. Esto produce un déficit de enzimas que no permite que se realice la digestión de la lactosa. Por lo tanto empeora la diarrea. De igual modo se debe evitar el consumo de vegetales, pieles de verduras o frutas con fibras.

Dieta Astringente

Así mismo se debe evitar la deshidratación. Es indispensable recuperar electrolitos, nutrientes y sales perdidos.Para una adecuada alimentación, te recomendamos los siguientes alimentos:

  • Carnes como: pollo, jamón cocido, etc.
  • Pescados blancos
  • Verduras: zanahorias, chaco, auyama, etc.
  • Hidratos de carbono: Arroz, pasta y pan blanco.
  • Frutas astringentes: plátano, manzana.

Alimentos a evitar en una dieta astringente

Realizar la dieta astringente implica restringir el consumo de ciertos alimentos. Se debe evitar aquellos ricos en fibra como las verduras, la fruta y los cereales integrales. Estos se irán introduciendo de nuevo en la dieta según vaya mejorando la salud de la persona. Los alimentos no deben ser consumidos ni muy fríos, ni muy calientes, para no agilizar el tránsito intestinal.

Debemos eliminar la leche. Además de incrementar el residuo fecal (a pesar de no tener fibra), el exceso de diarreas puede dañar las paredes intestinales. En consecuencia, se reduciría el contenido de la enzima que digiere la lactosa. Lo que ocasiona problemas serios en la digestión de la leche.

Es necesario eliminar los alimentos que resulten flatulentos como las verduras y legumbres.  Y reducir aquellos alimentos o bebidas que puedan favorecer el movimiento intestinal. Se incluye el alcohol, el café, el chocolate o los zumos muy azucarados. Tampoco comer en grandes cantidades. Es recomendable consumir pocas porciones, pero varias veces al día, así se podrá evitar una mala digestión. Entre otros alimentos a evitar se tiene:

  • Yogurt natural: se debe evitar el consumo de leches y cualquier otro alimento que contenga lácteo
  • Alimentos con fibra: cómo frutas, pasta, arroz y cereales integrales.
  • Alimentos picantes.
  • Pescados grasos.
  • Guisos.
  • Frutos secos.
  • Embutidos y quesos grasos.
  • Margarina, mantequilla.

Quiénes y cuándo se debe seguir una dieta astringente

Esta dieta debe ser realizada por personas enfermas del tracto digestivo. O que estén sufriendo de diarrea, ya que no debemos presionar el organismo. Esto ocurre cuando tenemos una mala indigestión, una intoxicación alimentaria o trastornos gástricos. Es necesario dar nutrientes a nuestro cuerpo sin presionar demasiado la digestión. Así no colocar en riesgo nuestra salud debido a la diarrea.

Probablemente todos en algún momento de nuestras vidas nos toque realizar una de estas dietas. Pero los ancianos y niños están más propensos debido a que los ancianos ya tienen dificultad para digerir algunos alimentos. Y los niños por costumbre, padecen de esta por tocarse la boca con las manos sucias o por consumir en exceso dulces. Es considerado una digestión fuerte para un sistema digestivo en pleno desarrollo.

Debemos tomar en cuenta muy bien los alimentos que va a consumir la persona que está presentando la diarrea. El intestino se ha purgado y lleva algo de tiempo trabajar nuevamente sin problemas. Esto se le suele llamar un falso estreñimiento.

Cuidados en niños

Como padres debemos cuidar la alimentación de los pequeños. Ellos no están en derecho de elegir qué comer y que no para estar saludables. Cuando un niño está presentando diarrea continúa, no hay que esperar la falta de apetito o que presente otro síntoma. Hay que suministrar una alimentación correcta sin forzar su estómago. Y que ellos puedan asimilarlo sin problema alguno.

La dieta en niños la podemos clasificar en 2 fases, la primera fase es la aguda y la segunda la recuperación.

  • Fase aguda: En esta fase el niño está en una etapa difícil ya que tiene una pérdida de apetito fuerte. Y es muy improbable que tolere los alimentos. El nombre lo describe claramente ya que no es fácil para el niño pasar por esta fase. No suelen sentir ánimos, apetito ni ganas de jugar como cualquier otro niño. Hay que comprender que no es fácil para un infante pasar por esta etapa.

Es de gran importancia insistir en el consumo de líquidos como jugos, agua o sueros caseros. En farmacias puedes encontrar sueros que pueden ser utilizados de manera oral. En caso de sentir sensación de vomitar puede tomar agua de azúcar. Ayudará a calmar esas ansias de vomitar por su sabor dulce.

  • Fase de recuperación: En esta etapa el niño ya es capaz de tolerar algunas comidas. Debe ser manejada con mucho cuidado para no entrar en una recaída. Empezará a sentir apetito y a pedir alimentos. Por lo que podemos decir que entró en la fase de recuperación. Es recomendable no forzar la alimentación y variar sin agregar comidas muy sólidas.

Cuidado en bebés

Debemos cuidar muy bien de la alimentación del bebé y evitar leches impropias, que no sean materna. Las heces de los bebés los primeros días de nacidos son muy flojas. Y si conllevan una alimentación impropia pueden llegar a sufrir diarrea. En caso de presentar, puedes agregar un poquito de agua a su tetero para hidratarlo. Pero sin extender su consumo para no empeorarlo.

En farmacias podremos encontrar sueros por el que los padres pueden elegir para hidratar al bebe mientras sufre la diarrea. Debemos evitar el consumo de dulces, jugos con frutas mal lavadas o recibir una lactancia de otra leche que no sea de pecho.

Si está presentando vómitos constantes hay que darle a consumir mucho líquido. Puedes optar por helados de frutas naturales. Y si él bebe no está en edad de comer esto, o no tiene aún dientes, se puede buscar otras fuentes nutritivas que pueden darle consistencia a las heces. Si damos pocas cantidades de alimento, podremos controlar la diarrea más rápido de lo que pensamos.

Cuidados en ancianos

Los ancianos de igual manera que los bebés, comúnmente padecen evacuaciones líquidas. Por eso debemos estar pendiente de los cambios que sufren las personas de la tercera edad cuando padecen de diarrea. Se nos puede complicar la forma para diferenciar entre unas heces líquidas normales a una diarrea. Aunque si el adulto mayor presenta síntomas de deshidratación no habrá duda alguna de que trate de una diarrea.

Dieta Astringente

Una medida importante y preventiva es el cuidado en la manipulación de los alimentos. También suministrar sueros constantes, mucha agua y jugos naturales. No es fácil que un anciano sobrelleve una diarrea y menos presentando una deshidratación. Por eso se recomienda el consumo de arroz acompañado de crema de zanahoria, ensaladas de frutas y de vegetales preferiblemente cocidos.

Para los ancianos la dieta astringente incluye carne como: pollo, pavo, pechuga, manzana y plátano. Se debe eliminar el consumo de grasas. Es importante incluir más alimentos sólidos para que las heces puedan endurecer.

Cuidados en diabéticos

La hidratación para las personas que sufren de diabetes es muy importante. Estos deben tomar de 2 a 3 litros de agua diarios si presentan diarrea o no. La deshidratación en esta clase de personas podría empeorar su estado de salud. También consumir con mayor importancia infusiones de manzanilla con hierbabuena, sin azúcar, puré de zanahoria y papa. Necesitan ingerir compota de manzana hecha en casa sin agregarle ninguna clase de dulce. Las carnes tendrán que ser comidas asadas o a la plancha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.