Rutina para bajar de peso de forma eficaz

Plantearse adelgazar implica crear una rutina para bajar de peso adecuada a nuestro cuerpo. Pero para lograrlo, es necesario tomar en cuenta el tiempo en que se busca obtener los resultados y la condición del organismo. Ir más allá de los límites del cuerpo puede causar graves consecuencias irreversibles.

Es así como los especialistas siempre recomiendan apoyarse en una dieta saludable y balanceada. Permitiendo obtener los nutrientes necesarios para cada órgano y célula del cuerpo. Al mismo tiempo se van reduciendo los kilos extra. Pero esto siempre se debe acompañar con ejercicio y actividad física regular. Logrando el bienestar general en la persona.

La importancia de una alimentación saludable

La salud no solo tiene que ver con la frecuencia con que te enfermas. Tu peso y el exceso de grasa también puede llegar a influir sobre esta. Esto no quiere decir que debas someter a tu cuerpo a una reducción de peso extrema. Con lo cual, se obtendría menos energía. Y a la vez, esto dificultará la realización de tus actividades regulares.

Teniendo en cuenta este hecho, tampoco se recomienda consumir excesivamente alimentos que conlleven a un aumento desmesurado de peso. Debe existir una relación entre la masa corporal y la estatura de la persona. De no ser así, todo se irá transformando en grasa. Y se irán sumando kilos paulatinamente.

Rutina para bajar de peso

Muchas personas ven esto como un defecto estético. Ya no pueden usar ropa ajustada, o los diseños que le gustan no lucen tan bien. Las mujeres suelen ser las más afectadas en estos casos. Y su autoestima suele decaer rápidamente al no sentirse atractivas. Pero lo que nadie llega a tomar en cuenta es cómo puede verse afectado el organismo. La obesidad o el sobrepeso pueden incidir sobre el funcionamiento de los órganos. Por lo que se pueden presentar enfermedades de gravedad. Hasta causar la muerte.

Es la razón de que se requiera en algunos casos una rutina para bajar de peso. Y dentro de esta se contempla alimentarse de manera balanceada y saludable. Los nutricionistas sugieren eliminar aquellas comidas y alimentos con grandes cantidades de azúcar y carbohidratos. La comida chatarra es la primera opción en mente. Hay que reducir su consumo en grandes niveles.

Las proteínas y los alimentos de origen vegetal son ideales para mantener un peso saludable o reducir esos kilos extras. Una combinación de legumbres, carnes magras, pollo y vegetales verdes puede crear una dieta ideal para tu organismo.

Usar dietas para bajar de peso

Y si de alimentación hablamos, lo ideal es contar con una dieta adecuada que favorezca la pérdida de peso. Cuando se menciona la palabra dieta, lo primero que se viene a la mente es la reducción de porciones. Y es una asociación muy errónea que ocurre con regularidad. Al disminuir la cantidad de alimentos que se consumen, también se reducen los nutrientes que recibe el cuerpo.

En el momento en que ocurre esto, también se reduce la energía producida. Y a la larga va creando un fallo en los órganos, afectando el funcionamiento del organismo. La salud se deteriora, con lo cual se van desarrollando distintas enfermedades. Existe riesgo de muerte si no se atiende a tiempo.

Es la razón de que los profesionales advierten que nunca se deben reducir las porciones de alimentos. Solo en situaciones donde la persona consuma de manera desmesurada. Es así, como todo el proceso se centra en crear comidas con variedad de alimentos. Dando a lugar una dieta balanceada y rica en nutrientes.

De esta manera, puedes explorar algunas de las opciones más recomendadas por los nutricionistas. Y escoger la que más se adapte a tu estilo de vida. Recuerda que la idea es crear un rutina para bajar de peso que te haga sentir bien.

Dieta mediterránea

Es una de las dietas con mayor reconocimiento, inclusive avalado por científicos. Se trata de un método no estricto que combina una alimentación variada y nutritiva. Entre los alimentos a consumir se encuentran:

  • Pescado.
  • Legumbres.
  • Frutas.
  • Verduras.
  • Cereales integrales.
  • Aceite de oliva.

Este último se considera clave en la aplicación de esta dieta. Se recomienda tratar de integrar en casi todos los platos. Su uso regular permite reducir en un 30% la probabilidad de sufrir alguna enfermedad cardiovascular. Todo gracias a los beta-carotenos, la vitamina E y los ácidos grasos monoinsaturados. Estos tres elementos son los encargados de ofrecer protección cardíaca. Además, muchos especialistas recomiendan incluir frutos secos para mejorar su efectividad.

Rutina para bajar de peso

Algo que la hace destacar sobre otras, es que es fácil de cumplir al pie de la letra. Pero será necesario acompañarla con algo de ejercicio. Con esto se conseguirán los resultados esperados. Pudiendo utilizar el siguiente menú:

  • Desayuno: inicia tu primera comida con una taza de café con leche. Toma una rebanada de pan integral y úntale aceite de oliva. Y para beber, exprime el zumo de varias naranjas hasta lograr un vaso de jugo natural.
  • Aperitivo: pica un trozo de fruta.
  • Almuerzo: Guisa unas lentejas. Acompaña con albóndigas aliñadas con zanahoria y guisantes. Como postre, puedes comer fresas con natas.
  • Merienda: Rebana un poco de queso y adereza con miel.
  • Cena: prepara una ensalada mixta. Hornea pescado con patatas y culmina tu día con un yogurt.

Dieta DASH

Su nombre viene del Dietary Approaches to Stop Hypertension. De ahí se toman sus iniciales para dar a lugar DASH. En español se traduce a enfoque alimenticio para detener la hipertensión. Si bien nació como una dieta para tratar los problemas de tensión, también funciona para bajar de peso.

Aunque muchos crean que se trata de un régimen alimenticio, la realidad es que la dieta es muy variada. Se basa en un consumo variado de vegetales, frutas y lácteos bajos en grasa. Además, se entregan en pequeñas porciones las legumbres, pescado, carnes y cereales integrales.

Se deben eliminar los azúcares refinados, las grasas saturadas y los carbohidratos. Aunque es posible beber alcohol pero en cantidades muy reducidas. Lo mismo aplica al uso de sal. Para finalizar, realizar ejercicio regular, sobre todo se recomienda trotar. Un menú que se puede aplicar es el siguiente:

  • Desayuno: prepara un sándwich de pan integral relleno con pavo y tomate. Puedes comer como fruta una naranja. Y de bebida un té verde.
  • Aperitivo: ideal para este momento consumir piña.
  • Almuerzo: Asa un trozo de lomo de cerdo. Acompáñalo con arroz integral y frijoles para completar el plato. Además, prepara una ensalada de lechuga para añadir más vegetales a la comida.
  • Merienda: Corta una zanahoria en forma de palitos.
  • Cena: cocinar espaguetis con tomates y mejillones. Como postre, finaliza tu comida con una gelatina sin azúcar.

Dieta POWER

Una dieta pensada exclusivamente para los hombres. El significado de sus siglas es: Preventing Obesity Without Eating Like a Rabbit. En español se traduce a prevenir la obesidad sin comer como un conejo. El sexo masculino es mayormente propenso a padecer obesidad. No suelen aceptar que han aumentado de peso y el exceso de grasa lo notan como algo normal.

Una de las claves para lograr efectividad en esta dieta es llevar siempre comida hecha en casas a donde vayas. Esto evita la necesidad de comprar en restaurantes, puestos de comida rápida o vendings. Tampoco olvides que, para saber lo que consumes, es necesario leer las etiquetas de contenido nutritivo de los envases. Así sabrás llevar el conteo de calorías.

Si bien sientes que debes eliminar todo lo que te gusta, no es así. En estos casos, solo trata de reducir en gran proporción el consumo de aquellas comidas de alto contenido calórico. Trata de probar alternativas más saludables. Refuerza el efecto de esta dieta con algo de movimiento. Caminar es una actividad muy recomendada. Si deseas dar inicio, puedes empezar con este menú:

  • Desayuno: esta comida nunca debe saltarse. Es la primera y la más importante. Le brindará la energía necesaria a tu cuerpo para empezar el día. No ingieras alimentos de alto contenido glucémico y cámbialos por aquellos ricos en proteínas. Una opción ideal son los huevos.
  • Almuerzo: Trata de guardar las sobras de la cena y acompáñala con una ensalada. Como postre, consume frutas. Lo mismo aplica a la bebida. Prepara un jugo a base de frutas naturales. Si no tienes otra opción más que comer fuera, opta por un sándwich relleno con vegetales.
  • Cena: prepara un plato en porciones. Los especialistas recomiendan un cuarto de carbohidratos, un cuarto de de carne y la mitad de vegetales.

Incorporar ejercicios a la rutina para bajar de peso

Como podrás haber notado, no solo se trata de realizar tu dieta. Esta también debe ser acompañada de ejercicios para lograr una rutina para bajar de peso efectiva. El organismo en general necesita de los aportes que brinda la actividad física. Aunque no lo creas, proporciona energía y fortaleza a distintas partes del cuerpo. Con lo cual, se mejora el estado de salud y el sistema inmunológico.

Se ha considerado como un factor beneficioso para el bienestar de cualquier persona. Puede reducir la probabilidad de padecer ciertas enfermedades de gravedad. Pero una de sus ventajas más destacada es para tratar problemas de peso. Aquella personas con obesidad y sobrepeso logran superar estas condiciones con constante actividad física. Además, ayuda al fortalecimiento de los huesos y músculos. con lo cual se reduce la fatiga física.

Rutina para bajar de peso

También favorece a un mejor estado de ánimo. Se disminuye la incidencia de padecer estados de depresión, ansiedad y estrés. Con ejercicio constante, notarás que tu autoestima sube. Con lo cual, se da a lugar a un bienestar psicológico y mental seguro.

Ejercicios para obtener resultados rápidos

Para lograr una rutina para bajar de peso efectiva, debes entender que no todos los ejercicios favorecen el rápido adelgazamiento. En estos casos siempre se ha recomendado realizar actividades que consuman mayor cantidad de calorías en el menor tiempo posible. Aquí destacan las caminatas o la natación.

Pero uno de los ejercicios claves a realizar son aquellos relacionados con el desarrollo muscular. Sin embargo, se advierte que es indispensable que se practique en un gimnasio. O que la persona cuente con un entrenador personal. Así evitar cualquier daño permanente a su cuerpo. También se acompaña con ejercicios aeróbicos. Trotar, correr y caminar son los más recomendados. Por lo que se debe plantear una rutina adecuada según el peso que se desea reducir y que favorezca nuestro bienestar al mismo tiempo.

Ejercicios de musculatura

Se considera entre la actividad física principal a realizar cuando se trata de adelgazar. Favorece el desarrollo de fuerza, resistencia y flexibilidad. Y a la vez, ayuda a aumentar la masa muscular. El aumento de esta favorece la eliminación de calorías cuando el cuerpo está en reposo. Con lo cual se obtiene una pérdida de peso segura. Para lograr los resultados esperados, es indispensable mantener una dieta balanceada y saludable. Además de realizar ejercicio de manera regular.

El consumo de calorías va a depender del tiempo e intensidad de la actividad física. Y también incide la condición física y genética de la persona. Se calcula que es posible quemar entre 300 a 500 calorías en una hora. Pero, como en el proceso se desarrolla la masa muscular, entonces tras el ejercicio,durante 48 horas aproximadamente, el organismo seguirá quemando calorías.

Spinning

Una de las actividades que más se ha popularizado dentro de una rutina para perder peso. Se trata de trabajar el cuerpo en una bicicleta estática. Por lo general, se imparten en clases con un entrenador especializado. En primer lugar, se destaca el beneficio de la pérdida de calorías. Para lograrlo, es necesario seguir las instrucciones del entrenador durante la sesión de spinning. Con esto, la persona puede llegar a quemar entre 600 a 800 calorías por hora.

Pero se puede lograr más que esto. Al ejercitarse de esta manera, se asegura el fortalecimiento de los músculos. Con lo cual se reduce rápidamente la grasa en la zona de las piernas. Y a la vez se fortalece el sistema cardiorrespiratorio.

Natación

Una práctica que fortalece al cuerpo y al organismo en casi su totalidad. Facilita el fortalecimiento de los músculos, al mismo tiempo que promueve la pérdida de calorías. Con lo cual se favorece al mejoramiento de la condición física. Como se trata de un ejercicio que busca reducir el peso corporal, es necesario ser constante. En estos casos, se requiere mayor esfuerzo con menor tiempo de descanso para obtener los resultados deseados.

Hablar de la natación, es hacer referencia a una actividad física completa. Llegando a mejorar la condición pulmonar, así como del corazón. Si se practica de manera regular, la persona puede llegar a quemar 400 calorías siempre que se mantenga el ritmo y la constancia. Resulta ser una excelente rutina para bajar de peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.